La burbuja de las apps

Apps 1

SnackEn el futuro cercano, el 99,99% de las aplicaciones para teléfonos no serán rentables para sus creadores. Y para los clientes serán gratuitas. Según un informe de la consultora Gartner, la fantasía de hacerse rico creando una app que sea descargada por millones de personas es apenas la reedición de la burbuja de las puntocom. Para el año 2017, el 94,5% de las descargas serán gratuitas. Más datos de hoy: “Entre las apps pagas, el 90% son descargadas menos de 500 veces al día y hacen menos de 1.250 dólares al día. Esto va a ir a peor en el futuro, cuando habrá más competencia, especialmente en los mercados de éxito”.

Anuncios

La vida en “mute”

Mute

SnackEl teletrabajo y las nuevas tecnologías estarían llevando a la extinción a las llamadas telefónicas. El diario The New York Times publicó un ensayo sobre el aislamiento que provoca el home-office y cómo donde hace una década existían llamados o charlas con amigos ahora hay redes sociales y vínculos virtuales. Teddy Wayne, el autor del artículo, dice: “Un periodista freelance como yo puede pasar, aun en una jornada muy ocupada, todo un día sin hablar una palabra con nadie. Habitualmente, manejo todas mis interacciones personales o profesionales por sms o mail desde mi departamento”. ¿Una vida en estado “mute”? Un estudio de la consultora Pew demostró que, en el 2012, el 80% de los celulares se usaron sólo para escribir; en el 2007, el 57% de los teléfonos se empleaban para enviar mensajes de texto.

El cristal con que se mira

Cómo es la perturbadora experiencia de mirar y ser observado a través de Google Glass, los anteojos que cambiarán la manera de relacionarse entre las personas. La distopía de la conexión permanente en una sociedad obsesionada con el control.

Google Glass: qué hay detrás de la pantalla

Vogue, Google Glass

// Por Nicolás Artusi

Un trench de guanaco teñido de turquesa con etiqueta Oscar de la Renta, una polera negra de Gucci, guantes y cinturón de cuero Michael Kors y anteojos de plástico producidos en serie por Google, Inc.: si un mito editorial de nuestros tiempos es el September Issue de la revista Vogue, la edición de septiembre que es récord en cantidad de páginas y avisos al marcar las tendencias de la próxima temporada (“esto sí, aquello no”), este año supo combinar alta costura con alta tecnología: por primera vez en la historia, a tono con el espíritu revulsivo de su editora Anna Wintour y con la promesa de “una visión futurista de la moda”, la revista dedicó doce páginas a combinar los modelos de los más cotizados diseñadores con Google Glass, los anteojos de realidad aumentada que van a cambiar el futuro y la manera de relacionarse entre los hombres. Si el estilo periodístico admitiera la primera persona, aquí confesaría que, en mi último viaje a Nueva York, me sentí intimidado al cruzarme con los adelantados de anteojos que dan un aire extraviado a sus portadores, una inquietante sugerencia de inhumanidad en la mirada: calculé que, al verme a través de esos cristales, estarían googleando mi currículum, evaluando la prosa de mis tuits más faveados, midiendo la conveniencia de solicitarme “amistad” según parámetros cuantificables: las fiestas a las que me invitan, las fotos de mis últimas vacaciones o la cantidad de amigos que tengo.  Sigue leyendo

Hay un espía en mi baño

Beam Brush

SnackLos objetos que nos rodean se están convirtiendo en espías de nuestros hábitos. En enero se lanzó en EE.UU. el Beam Brush, un cepillo de dientes que cuesta 49,99 dólares y que recopila información sobre nuestra salud bucal, que después se puede compartir a través de Internet con el médico o el odontólogo. El cepillo se suma a los relojes con GPS, las balanzas de baño conectadas a la Web o a los sistemas de entrenamiento que miden velocidad y distancia recorrida, entre otros datos. Según las consultoras de consumo masivo, este segmento de investigación dominará el mercado en los próximos años: el consumidor será analizado con lupa, pero sin darse cuenta.

 

La tableta se va a la cama

Tableta, cama

SnackEn pocos años consiguió meterse hasta en la cama de la gente: si el televisor es para el living y la radio para el comedor, la tableta se usa más en el dormitorio. Eso dice la encuesta anual de Motorola, que ya va por su cuarta edición, que también destaca el enorme crecimiento del consumo de la imagen en todas las pantallas, que saltó de 15 horas semanales a 25 en un año. Mientras que las horas de mirar videos en Internet suben de 5 a 6 horas, las de televisión saltan de 10 a 19 horas. Motorola Mobility (propiedad de Google) realiza el estudio entre 9.500 consumidores de 17 países. Uno de sus resultados es que el 36% de los encuestados ven películas o series en su dormitorio, el 46% los ven en un smartphone, el 41% en tableta y sólo el 36% en un televisor.

¿Cómo es tu Estado Play?

Hasta el jueves 21 de febrero tenés tiempo para ganar códigos. Tenés que dejar un comment en este post contestando la pregunta: ¿cuál es tu Estado Play?

Sony Estado Play 1

¡Buenas noticias, joystickeros! Sony desarrolló desde su Facebook de PlayStation® un concurso online para toda Latinoamérica y para que todos los fans de PlayStation® puedan ganar premios desde ahora hasta fines de marzo. ¿Qué hay que hacer para ganar? Muy simple: la misión consiste en obtener la mayor cantidad posible de puntos. ¿Y cómo se ganan los puntos? Hay que obtener códigos revelados en videos, cuentas de Twitter y Facebook de Sony y Sony PlayStation®. Además, hay desafíos que cumplir dentro de ¿Cómo es tu Estado Play?, en la pestaña Retos del mes.

Sony Estado Play

¿Cuáles son los portales donde podés encontrar más códigos? Acá, mirá:

o @SonyLatin
o @PlayStation_LA
o Fanpage de PlayStation
o Fanpage de Sony América Latina
o Canal de PlayStation® en Youtube

¿Cómo ver el ranking de puntos? Dentro de http://www.vive.playstation.com, ingresás a la pestaña Tabla de posiciones y podés visualizar a todos los participantes, ordenados según su posición en el ranking. Desde la posición 1 a la 30, los encontrarás con su nombre y su país. Y cada mes, los primeros 30 participantes de América latina con mayor cantidad de puntos serán seleccionados como los ganadores. Hay premios increíbles: PlayStation® 3 (PS3TM), PlayStation® Vita y juegos para PS3. Hay tiempo para participar hasta el 29 de marzo de 2013 y la dinámica es muuuy fácil: entrá en http://www.vive.playstation.com, registrate y empezá a sumar puntos ahora.

En nicolasartusi.com nos sumamos a la iniciativa y tenemos cinco códigos con 50 puntos cada uno para los más fanáticos. ¿Estás interesado? Si la respuesta es sí (¡claro!), tenés que comentar este post y decir “cuál es tu estado Play”. Los lectores que lo hagan participan de un sorteo por los 5 códigos para sumar 50 puntos. ¡Suerte!

Música en tus oídos

Los auriculares son a los oficinistas lo que el casco a los obreros. En tiempos de caos y ruido, un pequeño espacio de tranquilidad y control.

Apuntes: vidas privadas

Auriculares Beats

// Por Nicolás Artusi

Una fantasía paranoide diría que la Matriz nos envía instrucciones inalámbricas y que nosotros respondemos como autómatas: caminamos por la calle con un aparato que nos tapa los oídos, en completa abstracción de la realidad circundante y, muchas veces, moviendo la boca, confirmando el sambenito social sobre los locos: ¿hablamos solos? Si la miniaturización fue la ambición máxima de la industria electrónica en los últimos años, los auriculares se convirtieron en un foco de rebeldía: cuanto más grandes, más potentes. Y mientras las nuevas leyes de la urbanidad prohíban escuchar música a todo volumen en colectivos y subtes, nos habilitan el último bastión de independencia humana mientras viajamos como ganado: crean un oasis de intimidad personal en el espacio público.  Sigue leyendo

El estado de ánimo de la época

Emoji

SnackEl autor más leído del mundo sería un tal Willem Van Lancker. ¿Quién es? El diseñador de los dibujos más ubicuos de la época: los emoticones del Whatsapp, el más popular programa de intercambio de mensajes. El nombre más conocido de los dibujos es “emoji”, como se los conoce en Japón, donde se popularizaron entre los adolescentes antes de saltar al mundo. Van Lancker era un pasante en Apple y, para el lanzamiento del iPhone 3GS, diseñó 400 de los 500 dibujitos originales.

¡No puedo esperar!

8′ 22″. Ese es el punto de impaciencia. A partir de ahí, nos irritamos. Cómo mantener la calma en tiempos de urgencia.

Apuntes: vidas privadas

Impaciencia

// Por Nicolás Artusi

El cuello se me hincha, lo cual confirma las peores sospechas sobre mi temperamento: soy un hombre venal. La cabeza me late como un motor a válvulas, zumban las sienes y el villancico navideño multiplica mi impaciencia: si “crispación” fue el ánimo mandatario de la política en temporadas recientes, yo me asumo… crispado. Una obligación profesional me trae a este bar para escribir una columna sobre el “punto de impaciencia”, el momento exacto en el que una falla del sistema nos hace perder los estribos y, bien dispuesto con mi netbook y un vasote de frapuccino pagado a precio de commodity internacional, la dependienta me informa que no funciona Internet. Pero que igual “pruebe”, como si la conexión fuera un acto de fe. Uno, dos, diez intentos, la advertencia lapidaria (“Esta página web no está disponible” o el inexpugnable “504 gateway”) y, entonces, una sucesión de síntomas físicos, la hinchazón, el latido, el zumbido y una certeza: como dijo el sabio, la vida no imita al arte sino a la mala televisión. O a las estadísticas.  Sigue leyendo

La separación en tiempos de Facebook

Cómo evitar convertirte en un fisgón electrónico y estar todo el día al acecho de tu ex.

Apuntes: vidas privadas

Inspector Gadget

// Por Nicolás Artusi

La tecla F5 se convirtió en una extensión del dedo índice. Actualizar. Actualizar. El chequeo compulsivo y masoquista empuja a revisar el muro en busca de alguna grieta, desde que pasó del equívoco “estoy en una relación” al indiscutible “soltera”. Si el secreto para el éxito de toda relación es la disposición a “compartir”, después de la ruptura las redes sociales pueden multiplicar al infinito el flagelo que, en tiempos analógicos, sólo se daba de manera fortuita: verla con otro. ¿Cómo expresar nuestra decepción cuando el sistema sólo nos ofrece la alternativa de un pulgar hacia arriba? Según un estudio de la revista Cyberpsychology, Behavior and Social Networking, el hombre promedio revisa una vez por semana el Facebook de sus ex parejas más significativas. Y con el fisgoneo aumenta la sensación de desdicha, al observar la vida ajena con mejores ojos que la propia.  Sigue leyendo