¿Por qué corremos?

El running se impone como deporte en todo el mundo, pero ¿cuál es el sentido de correr? El placer después del dolor de la carrera y el sentido práctico-religioso de la cinta de gimnasio, una crónica acerca de lo que hay detrás de la línea de largada.

Carrera de mente: running & filosofía

// Por Nicolás Artusi

Uf: todavía no largué y ya hiperventilo. Las zapatillas espaciales, la ropa que no transpira aunque yo me sienta un afluente del río Paraná, la vincha de toalla: una ortopedia deportiva me prepara para el desafío pero, aunque los pies siguen estáticos, la cabeza va a mil por hora. Por delante, veo los 10 kilómetros que me esperan y saco el cálculo, aun con mi torpeza matemática: 10.000 metros, que serán algo así como 10.000 pasos y yo que soy de tranco corto, la naturaleza me hizo bajito.  Sigue leyendo

Placer gratuito: correr, como misión divina

// Por Nicolás Artusi

El trotecito apacible como epopeya, el pique en velocidad como remanso. Palpitación y taquicardia como epílogo para el sprint por el Rosedal, en el que me fantaseo a lo Usain Bolt, justo en la semana en que el hombre-jet corre 100 metros en 9 segundos, 58 centésimas. No es para tanto, sólo una cuadra. Más próximo al robot que al héroe, el maratonista profesional vuela sin despeinarse y, ahí donde la velocidad supersónica se vuelve reposo, me comparo con él: hierven las sienes, el corazón sube a la garganta, los muslos se agarrotan… y entro en Nirvana, pausado en el esfuerzo, soplando el viento como diría Dylan, curiosamente lúcido (el autoanálisis no se me da en circunstancias naturales), casi iluminado en el padecer.

Sigue leyendo