Salvando el mundo con estilo

Una muestra en el Metropolitan de Nueva York devela cómo los superhéroes y sus trajes corporizan las metáforas sociales del siglo XX.

// Por Nicolás Artusi / Desde Nueva York

Cuando tenés siete años, una toalla te puede cambiar la vida: te la anudás al cuello y te convertís en Superman.

Ahora, un juego de espejos engaña la vista y el anodino ambo de Clark Kent, modelo de “hombre beige”, se transforma en una calza prieta mientras la malla desteñida de La Mujer Maravilla confirma cierta dejadez en los hábitos higiénicos del superhéroe, lo que podría ser otro síntoma de sus problemas de autopercepción: “¡Me pongo estos anteojos y nadie me reconoce!”. Mientras las esculturas grecorromanas se exhiben impúdicas en sus músculos sobrehumanos, los fondos del Metropolitan Museum of Art de Nueva York se convierten en una Baticueva con la muestra Superheroes: Fashion and Fantasy, que devela cómo el paladín fue usado para corporizar metáforas sociales y realidades políticas.  Sigue leyendo

Histeria de dos ciudades

Con apenas unas líneas y colores plenos, el diseñador gráfico Vahram Muratyam resume su obsesión por las dos ciudades más amadas del mundo. En su hermoso librito Paris vs. New York, traza los paralelos que unen y dividen a franceses y yanquis. Los dibujos primero se publicaron en Internet, después se vendieron como pósters autografiados y llegaron a las librerías finamente encuadernados. Aunque no se declara ganadora a ninguna de las dos ciudades, la rivalidad eterna se multiplica en los íconos de uno y otro lado del Atlántico: los anteojos de Godard y los de Woody, la baguette y el bagel, Quasimodo y King Kong, los perfiles de CDG y JFK (los grandes presidentes del siglo XX y, ahora, las siglas de los aeropuertos) o una copa de vino versus una de Cosmopolitan. Vos, ¿de qué lado estás?