Tenedor libre de revistas

 

Como los tenedores libres, en Internet son populares los servicios llamados “all you can eat” (“todo lo que pueda comer”). En Spotify o Netflix, por una tarifa fija mensual se pueden escuchar canciones o mirar películas. Ahora llegó el turno de las revistas. La aplicación para tabletas Next Issue intenta la misión difícil: que la gente empiece a pagar por las revistas que lee. Por una suscripción de 10 dólares brinda acceso a 34 publicaciones mensuales líderes:Vanity Fair, GQ, Wired, Esquire o Vogue. Por 5 dólares más, se incluyen revistas semanales, como Time, The New Yorker o Entertainment Weekly. Los primeros 30 días son gratuitos. Con el lema “acceso ilimitado a sus revistas favoritas”, es un proyecto en conjunto de las grandes editoriales estadounidenses (Condé Nast, Hearst y Time Inc., entre otras) que intenta arancelar los contenidos de Internet.

Los diarios locales se vuelven globales

El sitio de The New York Times perdió el primer puesto como el más leído del mundo: fue superado por el inglés Daily Mail. Según la revista The Economist, el dato resume una nueva realidad para los medios tradicionales: las publicaciones locales se vuelven globales. Sólo una cuarta parte de los lectores del Daily Mail son ingleses. La tercera parte de los lectores de The Guardian está en los Estados Unidos. El 42% de los lectores del español El Mundo está en América latina aunque, en Madrid, El País había sido pionero al promocionarse como “el periódico global en español”. Otro de los signos informativos de los tiempos digitales está en el cetro de los sitios más leídos: entre los primeros cuatro está The Huffington Post, que ya abrió sitios en Inglaterra, Canadá y Francia, está por salir en Italia y España, y analiza también aparecer en Alemania, Brasil, Grecia y Japón.