Las armas secretas de los yanquis para ganar la guerra

Five Came Back 2

FIVE CAME BACK.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

Estados Unidos, 1942. Oficinas del Ejército. Interior. Día. Un general reúne a los cinco directores más importantes de Hollywood y les dice: “Pronto tendremos a doce millones de chicos con uniforme que nunca vieron un arma. ¿Cómo los curaremos cuando se enfermen de melancolía? Con el cine”. Parece ficción, pero fue realidad. Y es una de las escenas más emocionantes de Five Came Back, el sensacional documental que estrenó Netflix justo cuando se cumplen setenta y cinco años del ingreso definitivo de los yanquis en la Segunda Guerra Mundial. Los cinco magníficos eran John Huston, George Stevens, John Ford, Frank Capra y William Wyler, que viajaron al campo de batalla y volvieron transformados (por no decir trastornados). Con increíbles imágenes de archivo, el documental es una declaración de amor al cine y una crónica histórica de las primeras veces que se usó el soft power: si la artillería pesada de los Estados Unidos estaba formada por tanques y bombas, sus armas secretas eran las películas.  Sigue leyendo

Tiros, líos y cosa gorda: la primera aventura de Jack Reacher

Lee Child

LEE CHILD Y SU HEROE, JACK REACHER.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

Noventa y nueve por ciento de varones más bien machistas: así describe el autor a sus lectores. En sus veintiún novelas policíacas, el inglés Lee Child sólo tiene un monotema: el héroe de súper acción Jack Reacher, el único personaje del que escribe, un justiciero tipo Robin Hood que torea a la mafia barrial o salva el destino del mundo sin despeinarse (y que en el cine tuvo el rostro carilindo de Tom Cruise en las películas que llevan su nombre). La publicación aquí de Noche caliente, una novelita que relata la primera aventura heroica de Reacher a sus dulces dieciséis, es un pequeño fenómeno editorial: traducido a cuarenta y ocho idiomas, adaptado para Hollywood y habitué de las listas de bestsellers, Child nunca había sido publicado en la Argentina y, como en las fábulas de su lobo solitario, por fin se logra un acto de justicia.  Sigue leyendo

El secreto de la Mujer Maravilla

lepore_wonder_woman_cover

LA MUJER MARAVILLA.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

La pantalla se inunda con estrellas rojas, blancas y azules y sobre la fanfarria se impone una voz en falsete: “Todo el mundo te está esperando, por el poder que tú posees/ En tu traje de raso, luchando por tus derechos…”. Ya cuando Lynda Carter mira a cámara, se enumeran sus atributos: “Detienes una guerra con amor, haces que un mentiroso diga la verdad”. ¡Es la Mujer Maravilla! Nacida en 1941, integra la “sagrada trinidad” de la editorial DC junto a Superman y Batman y es la heroína más famosa de todos los tiempos. Pero recién ahora se develan sus misterios. Esta semana se publicó el sensacional libro The Secret History of Wonder Woman, donde Jill Lepore, historiadora de Harvard y periodista de la revista The New Yorker, descubre su auténtica identidad secreta: la Mujer Maravilla fue el primer personaje popular feminista.  Sigue leyendo

El secreto de los daneses para ser los más felices del mundo

GD4RCM

HYGGE.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

En Dinamarca llueve casi todo el año, oscurece a las tres de la tarde y los impuestos se llevan hasta el sesenta por ciento de los sueldos. Sin embargo, los daneses son las personas más felices del mundo. ¿Cómo lo hacen? El secreto está en el hygge (pronúnciese hoo-ga), un término intraducible que expresa el sentimiento de sentirse bien en un hogar cómodo, calmo y cálido y que alumbra un nuevo fenómeno editorial que pronto llegará a la Argentina: en España, donde escribo esta columna durante mis vacaciones, las librerías están inundadas de manuales de autoayuda para recrear un living nórdico en Malasaña o en Villa Crespo (algunos, con títulos tan inequívocos como Feliz como un danés) con el propósito de copiar las recetas domésticas que hicieron de Dinamarca el país con mejor calidad de vida. Si hasta el año pasado la terapia del orden era el furor de los que buscan la armonía de entrecasa en un bestseller, ahora el hygge se propone como el camino más corto hacia la felicidad: literalmente, yendo de la cama al living. Sigue leyendo

El hombre de otro lugar que va por el camino de los sueños

David Lynch

DAVID LYNCH.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

“A veces es difícil saber si es un genio o un idiota”: con el cinismo que caracterizó sus cuarenta y seis años de vida, el escritor norteamericano David Foster Wallace expresó el desconcierto que el cineasta David Lynch despierta en su propio país (para Pauline Kael, la crítica de cine más reverenciada de los Estados Unidos, “es un genio bobo”; para mí, un genio a secas). Esta noche, cuando se estrene la esperadísima tercera temporada de Twin Peaks, la serie que inició la era dorada de la TV, se cumplirá una promesa: “Nos vemos dentro de veinticinco años”, susurraba la malograda Laura Palmer al detective Dale Cooper, encargado de investigar el asesinato de ella. Y con el acontecimiento televisivo se intentará zanjar una discusión de época: ¿genio o idiota? El libro David Lynch, el hombre de otro lugar, recién publicado en español, elige la tercera posición: “Es una figura que no admite reducciones”. Sigue leyendo

El pibe maravilla que gambetea la homofobia

Wonderkid

“WONDERKID”.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

Hay cinco mil futbolistas profesionales en Inglaterra. Ninguno es públicamente gay. El año pasado, la revista Vice publicó el dato que desafía todas las estadísticas (se calcula que el diez por ciento de la población mundial es homosexual) y, en la adaptación local, una comparación similar: de los miles de futbolistas profesionales en la Argentina ninguno es públicamente gay. Intrigado por los prejuicios atávicos de este deporte que tolera cualquier cosa menos la diferencia sexual, el cineasta inglés Rhys Chapman dedicó cuatro años de su vida a filmar Wonderkid, la película que se convirtió en un pequeño fenómeno de época al mostrar el derrotero futbolístico y personal de Bradley McGuire, un pibe maravilla que no quiere ocultar su sexualidad en un equipo de machotes: en menos de noventa minutos gambetea la homofobia.  Sigue leyendo

El empleo del tiempo en las callecitas de Roma

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

Roma, Ugo Cornia

“ROMA”, LA NOVELA DE UGO CORNIA.

“Siempre he pensado que el mundo se divide entre trabajadores y no trabajadores”: de todas las divisiones posibles que existen entre los hombres, la más importante para él es la que distingue entre aquellos que cumplen un horario, tienen un jefe y cobran un sueldo… y los que no. A los treinta y tres años está entrando en la edad de la razón y está dejando atrás las changuitas en la provincia para mudarse a la capital y aventurarse ante su primera relación seria con el trabajo: sin nombre propio, el protagonista de Roma, la muy encantadora novela que acaba de publicarse acá, valora más el ocio que el negocio porque sigue prefiriendo perder el tiempo que emplearlo en un trabajo. Esta fábula vitalista, repleta de pensamientos lúcidos sobre la insensatez de la manía productivista, es una obrita maestra del escritor Ugo Cornia, a quien bautizaron como “el Woody Allen italiano” y propone una de las pocas cosas que esta época no perdona: no trabajar.  Sigue leyendo

Una nueva aventura del mito maldito de la literatura argentina

Osvaldo Lamborghini

OSVALDO LAMBORGHINI.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

“Bella, indiferente y distraída: no es necesario describirla”. Matahari legendaria de la literatura, Irene Adler es la única mujer, espléndida y misteriosa, de la que se enamora Sherlock Holmes. Pero también es una actriz, una espía y una femme fatal que esconde más de lo que dice. Y es la protagonista, claro, de Una nueva aventura de Irene Adler, el librito recién publicado que ya es un pequeño fenómeno editorial: un guión cinematográfico inédito de Osvaldo Lamborghini, el autor maldito que las hizo todas. Empezado en 1974, casi en las vísperas de la última dictadura argentina, fue completado treinta años después por el guionista Dodi Scheuer y en sus vertiginosas 120 páginas actualiza un fanatismo de esta época: la adoración póstuma a Lamborghini, el genio inimitable tantas veces imitado, el secreto más veces compartido de la literatura argentina o, según el maestro Luis Chitarroni, “el mejor narrador lírico que haya invadido la escena local en los últimos cincuenta años”.  Sigue leyendo

¡Libre soy! El dibujito animado por fin sale del clóset

Star vs fuerzas del mal

STAR VS. LAS FUERZAS DEL MAL.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

Tomados de las manos y con los ojos cerrados, se dan un beso en la boca. Son dos hombres. Son dibujitos animados. La pareja enamorada aparece en la serie infantil Star vs. las fuerzas del mal y aunque parezca evidente que la princesa Elsa de Frozen es una pequeña lesbiana que sale del clóset al grito de “¡libre soy!” o que el príncipe Eric de La sirenita está en realidad más interesado en los marineros que en las doncellas acuáticas, ésta es la primera vez que un dibujo de Disney consagra un feliz fenómeno de época: el amor público entre personajes del mismo sexo. Si hasta hace poco tiempo había que interpretar las pistas veladas de aquellos que insinuaban una sexualidad diversa (hubo muchos más: Terkina, la mona marimacho de Tarzán, el muy afeminado gobernador Ratcliffe de Pocahontas o Pleakley, el extraterrestre que se viste de mujer en Lilo & Stitch) ahora los dibujos incluyen en sus paletas los siete colores del arcoíris.  Sigue leyendo

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás se vivió

The 1975

THE 1975.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

Ni la caída de Saigón ni la bancarrota de la ciudad de Nueva York ni la independencia de Cabo Verde ni la desaparición de Jimmy Hoffa ni la separación de Sui Generis dicen demasiado al músico que, sin embargo, está tan obsesionado con el año en que pasaron todas esas cosas que así bautizó a su banda de rock: The 1975. Aunque nació catorce años más tarde, en la áspera Manchester de 1989, el cantante Matt Healy comparte con otros de su edad una misma obsesión de época: la nostalgia por aquello que no vivió. La semana que viene, cuando el grupo The 1975 toque por primera vez en el festival Lollapalooza que se realiza en la Argentina, un túnel del tiempo conducirá a los músicos y al público hasta un limbo generacional: arriba y abajo del escenario se oirá el grito pelado de los millennials setentistas.  Sigue leyendo