De noche van a tu cuarto (y tu teléfono lo sabe)

Whisper

EL CORTOMETRAJE “WHISPER”.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

¿Cuánto es cero dividido cero? Si uno hace esta pregunta a Siri, la asistenta electrónica que viene instalada en algunos teléfonos, la respuesta insólita será una prueba del humor absurdo de la tecnología: “Imagínate que tienes cero galletas y las repartes entre cero amigos. ¿Cuántas galletas le tocan a cada amigo? ¿Lo ves? No tiene sentido. Así que el monstruo Comegalletas está triste porque no hay galletas y tú estás triste porque no tienes amigos”. Ahí donde Siri tenga algo de gracia humana (o Cortana, la asistenta virtual de Windows, o Alexa, la de Amazon) también se podrá decir que la inteligencia artificial es monstruosa. Y ésta es la idea de Whisper, el (ante) último fenómeno viral de Internet: en apenas dos minutos, una obrita maestra que combina los terrores nocturnos con la presencia ominosa de la tecnología.  Sigue leyendo

Anuncios

El mejor antídoto contra un hombre lobo es un antidepresivo

Lon Chaney

LON CHANEY COMO EL HOMBRE LOBO.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

Las brujas existen y que las hay, las hay. Si hace cuatrocientos años eran quemadas en hogueras públicas por sus demoníacos encantos hoy se sabe que en realidad fueron unas pobres enfermas: tenían ergotismo, un mal causado por un hongo que aparece en el centeno y que afecta el funcionamiento del sistema nervioso, altera el estado de ánimo y provoca alucinaciones. El único pecado de aquellas brujas fue comer pan en mal estado. Las cachavachas son apenas algunas de las criaturas que aparecen en el libro La ciencia y los monstruos, recién publicado acá con un subtítulo inquietante: Todo lo que la ciencia tiene para decir sobre zombis, vampiros, brujas y otros seres horripilantes. El científico mexicano Luis Javier Plata Rosas abre su gabinete de las maravillas para ofrecer una explicación racional a los fenómenos más aterradores y echar algo de luz sobre los monstruos que, en la oscuridad de la noche, nos quitan el sueño.  Sigue leyendo