Tinta negra

Una carta de un periodista a su hijo es el ensayo actual más urgente y furioso.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

tanehisi-coates

“Te escribo ahora que tienes 15 años. Y te escribo porque éste ha sido el año en que has visto cómo estrangulaban a Eric Garner por vender cigarrillos; porque ahora sabes que a Renisha McBride la mataron por pedir ayuda; que a John Crawford lo mataron por estar de compras en unos grandes almacenes. Y has visto también cómo unos hombres de uniforme pasaban con el coche y asesinaban a Tamir Rice, un niño de 12 años al que habían jurado proteger. Y has visto a unos hombres con los mismos uniformes golpear a Marlene Pinnock, la abuela de alguien, al costado de una carretera. Y ahora sabes, si no lo sabías antes, que a los departamentos de policía de tu país les han otorgado autoridad para destruir tu cuerpo”. La larga carta que un padre escribe a su hijo es el ensayo más urgente y furioso de la época: ganador del National Book Award, el periodista Ta-Nehisi Coates explica a Samori que los negros fueron esclavos en los Estados Unidos más tiempo del que fueron libres, pero la parábola racial se extiende a cualquier país donde existan desigualdades sociales. El libro Entre el mundo y yo, que acaba de ser traducido al español, es un alegato sobre el despertar de la conciencia: lúcido y emocionante, cruza la vida privada y la historia pública en las palabras de un padre que quiere educar a un hijo “conciente de que este mundo es terrible y hermoso”. 

Encontré la obrita (en inglés, apenas 152 páginas entre tapas duras) sobre la mesa de novedades de McNally Jackson, la sensacional librería del Soho neoyorquino, uno de los días más helados del último invierno de allá: con 17 grados bajo cero en la calle, me pasé buena parte de la tarde abrigado en su cafetería y obsesionado por una lectura compulsiva, tratando de entender por qué el noticiero mostraba a policías blancos apaleando a un sospechoso negro en un país donde Barack Obama es presidente y los derechos civiles son una obsesión nacional desde la década del 50 (años atrás, pude acariciar el respaldo del asiento que Rosa Parks se negó a cederle a un pasajero blanco sobre un colectivo: está en el museo del automóvil en Detroit). El tema del cuerpo recorre la carta porque es el despojo final que el sistema ejerce sobre sus ciudadanos negros: seis de cada diez afroamericanos que abandonan la escuela terminan presos. “Esa destrucción es una forma superlativa de un dominio cuyas prerrogativas incluyen cacheos, arrestos, palizas y humillaciones”, escribe Coates, hijo de un veterano de Vietnam que fue miembro de las Panteras Negras. Nacido y criado en las violentas calles de Baltimore, donde sucede la serie The Wire, estudió en la Universidad Howard, fue premiado con “la beca de los genios” de la Fundación McArthur, escribe en la revista The Atlantic y para la carta a su hijo se inspiró en La próxima vez el fuego, de James Baldwin, donde el escritor afroamericano más importante del siglo XX denunciaba con tono beligerante la doble discriminación que sufrió, por gay y por negro.

Los críticos dijeron que Entre el mundo y yo es “un triunfo del humanismo” o “el documento que se necesita ahora mismo” y la mismísima Toni Morrison, ganadora del Nobel y gran narradora de la Norteamérica negra, lo recomendó por “visceral, elocuente y redentor”. En la lectura siempre sesgada por la mirada personal (en definitiva, somos lo que vemos) me sublevo ante la posibilidad de que un policía ejerza su mano dura, me indigno frente a alguien que pueda decir de otro que “es un negro de mierda” y me conmuevo con las palabras, trémulas pero aún esperanzadas, de un padre a su hijo: “Éste es tu país, tu mundo, tu cuerpo y debes encontrar la manera de vivir con todo ello”.

Publicado en La Nación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s