Los enredos de Wanda

China, Disney y el control de la geopolítica de los dibujos animados.

Líneas de tiempo: corresponsal cultural

Mickey Mouse, trampa

Mickey Mouse es historia. Con sus calzoncillos rojos, los guantes de mayordomo y la voz aflautada, el ratón pasó de moda: aun con toda su diplomacia milenaria, el altísimo ejecutivo chino Wang Jianlin dice que el frenesí por Mickey y el pato Donald ya fue, que Disney no produce nada nuevo desde hace años y que el furor por las secuelas demuestra que los yanquis sólo saben copiarse a sí mismos. Multimillonario y poderosísimo, Wang es el presidente de Wanda Group, el mayor conglomerado chino de entretenimientos, que ahora declara a los Estados Unidos la guerra por el soft power: sin tanques ni soldados, una guerra de montañas rusas y muñecos de felpa. En la ciudad de Nanchang, Wanda inauguró un elefantiásico parque de diversiones tres semanas antes de que Disneylandia abriera sus puertas en Shangai y allí se refleja un fenómeno de época: este siglo, las guerras mundiales serán por el control de la geopolítica de los dibujos animados. 

Un enorme dragón de piedra preside la entrada del parque Wanda y entre pagodas coloridas y selvas de bambú desfilan hombres enfundados en trajes de pandas o monos: uno, el animal sagrado y otro, el signo del horóscopo chino que manda este año. Hay juegos mecánicos, un acuario, cines, hoteles y un shopping gigantesco, como todo en este país de 1.370 millones de habitantes. “China ya tiene a Wanda, Disney no debería haber entrado”, insiste Wang y desde California responden consternados (“tenemos una buena relación con Wanda, pero estamos perplejos de que Wang haya elegido batallar públicamente con nosotros o intentado socavar nuestro negocio”, contestaron). Ahí donde las corporaciones sean más poderosas que los países, los contenidos culturales representan el éxito o el fracaso de una nación: aun en su aparente inocencia, Mickey Mouse puede ser la cara más amable del colonialismo. La idea no es nueva, pero ahora cobra mayor relevancia: en los 70, Ariel Dorfman y Armand Mattelart denunciaban el imperialismo de los poderes dominantes en su ensayo Para leer al pato Donald, cuyas máximas repite de memoria el lector comprometido.

En Shangai, el nuevo Disneylandia tiene un hotel temático de Toy Story y la galería comercial Mickey Avenue pero faltan el Space Mountain o el Jungle Cruise, sus atracciones más típicamente yanquis: se pensó que podían interpretarse como una señal inequívoca de imperialismo cultural. La construcción del primer parque de Disney en la China continental se demoró ocho años porque los herederos del viejo Walt tardaron bastante en aceptar que el gobierno chino participara de la gestión. “Disney comparte las llaves de Magic Kingdom con el Partido Comunista”, se lamentó el diario The New York Times: “Si bien esto facilitó la entrada de la marca a China, también permitió que el gobierno tenga influencia en todo, desde el precio de la entrada hasta los tipos de atracciones”.

¿El pato Donald al poder? Ni en el año del mono (además no hay patos en el horóscopo chino). La guerra de los parques de diversiones sugiere que los campos de batalla más disputados ya no tienen trincheras sino tiendas de souvenirs y todo indica que se cumplirá el pronóstico del historiador célebre: el siglo XIX fue de Europa, el siglo XX de los Estados Unidos y el siglo XXI será de Asia. “China lideró el mundo más de dos mil años”, concluye Wang, reduciendo los 93 años de Disney al tamaño de un ratón: “Pero durante los últimos trescientos, debido a la falta de desarrollo y la invasión de ideas foráneas, perdimos la confianza en nuestro patrimonio y caímos ante la cultura extranjera”. Si en el juego de mesa China ataca Kamchatka, en el tablero de la vida panda aplasta ratón.

Publicado en La Nación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s