¿Carne o pasta? Igual de horribles

Avión, comida

SnackHace más de 90 años que existen vuelos comerciales: nueve décadas en los que los pasajeros se quejan de la comida de los aviones. ¿Por qué avanzó tanto el confort o el entretenimiento de una aerolínea pero la comida sigue siendo horrible? Nuevas investigaciones científicas ofrecen algunas respuestas. A 10.000 metros de altura, el sentido del gusto se distorsiona. El problema es la falta de humedad: las cabinas están presurizadas con apenas un 4% para evitar la corrosión de los materiales. Esto seca las mucosas… y la comida. Además, toda la comida es preparada varios días antes, congelada y calentada en hornos. Y según un estudio del Allbright College, el sopor de un vuelo conspira contra el disfrute de la comida. Resecamiento. Congelamiento. Aburrimiento. Las nuevas tendencias se inclinan por menúes como el hindú, con sabores penetrantes capaces de cruzar las fronteras de la nariz.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Carne o pasta? Igual de horribles

  1. Eso explica el sabor horrible… pero porque el pan frío, el tiramisú agrio, la taza de plástico con borde filoso, la leche en polvo para-nada-soluble y el bendito palito para revolver en lugar de una misera cuchara?

    Quizas la respuesta sea mucho mas simple y no haya necesidad de recurrir a costosos laboratorios y equipos de científicos para descubrirla: amarretismo aeronáutico. El mismo que llevó a American Airlines a ahorrar nosecuantos millones quitando una aceituna (como dice el ya conocido y viejo mito urbano).

    Quizás muchos viajeros frecuentes (no de los que tienen categoria con nombre de metal precioso y viajan vestidos de traje y perfumados, sino de los que viajamos seguido pero por Economy y esperamos a llegar al free-shop para poder bañarnos en muestras de Carolina Herrera) preferiríamos tener esa aceituna y pagar los 2 centavos extra que costaría incluirla. Aunque sea para sentirnos mimados, un poquito nomás.

      • Los asientos vaya y pase… uno va desarrollando estrategias con el tiempo para encontrar lugares donde ubicar las rodillas (como reservar asiento al fondo, justo en el medio de la fila central y hacer la plancha a lo ancho si la fila está vacía, o pedirle a la azafata si de onda nos deja sentar en ese asiento junto a la salida de emergencia que nadie ocupó por ser mas caro) pero la comida… la comida no se mancha!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s