Del caos a la alta costura

En el Museo Metropolitano de Nueva York, una muestra repasa la influencia del género en la alta costura. Y resume las contradicciones del viejo lema “hacelo vos mismo” en una sociedad dominada por las fuerzas del mercado.

“Punk: Chaos to Couture”

Punk, Met

// Por Nicolás Artusi / Desde Nueva York

Un vestido de noche, todo faldones, escotes y volados, confeccionado con bolsas de basura. Un crimen para la policía de la moda: ¡nailon en el imperio de la alta costura! La recoleta pasarela del primer piso del Museo Metropolitan de Nueva York se levanta imponente sobre la Quinta Avenida, obscena de pompa y circunstancia, y a metros del mítico templo egipcio de Dendur, una réplica a escala 1:1 del baño del bar CBGB consagra un nuevo orden de cosas en la cultura. La muestra Punk: Chaos to Couture (“del caos a la costura”) examina el impacto del punk en la moda desde sus ríspidos inicios a principios de los ’70 hasta hoy, cuando parece engullido por el mercado y cualquier telecomedia juvenil de Disney incluye a un niño díscolo con cresta y alfileres de gancho entre sus personajes, como ingenuo arquetipo del “rebelde”.  Sigue leyendo

Soy infeliz

Instagram, almohada

SnackEl Instituto The Human-Computer del Carnegie Mellon demostró que el “consumo pasivo” de las actualizaciones de los amigos en Facebook es directamente proporcional con sentimientos de soledad y hasta depresión: en algunas personas, observar las vacaciones, las fiestas o las mascotas de otros genera ansiedad, envidia y frustración. A tono con la velocidad de las redes sociales, nuevos estudios sugieren que Instagram es aún más deprimente que Facebook. ¿Cuáles son los motivos? 1. Instagram refuerza el aspecto más negativo de Facebook: la compulsión por mostrar. 2. Instagram se basa únicamente en la imagen y funciona como un espejo de nuestra propia vida. 3. Instagram confunde el sentido del tiempo. 4. Instagram vuelve difusa la ligera línea gris del acoso.

¡Llegá más alto!

2014 F-150 SVT Raptor Special Edition

Ford, viñetaQuedó grabado en mi cabeza desde que lo vi en el Salón del Automóvil, acaso como solución definitiva al dilema de Sísifo: esta camioneta resuelve cualquier materia pendiente. Creada por el Equipo de Vehículos Especiales de Ford (¡cómo me gustaría hacer una pasantía ahí!), la F-150 SVT Raptor es la respuesta ante la demanda de los audaces que buscaban desarrollar actividades off-road extremas. ¿Cuál es la habilidad de este “raptor”, el vehículo que comparte nombre con un avión y con un dinosaurio alado? Potencia y maniobrabilidad en terrenos rocosos y de muy difícil acceso hasta la agilidad y la destreza en el desierto. No hay paisaje que se le resista.

El secreto está en las ruedas: la versión 2013 exhibida en el Ford Design Hall tiene ruedas que combinan la confiabilidad de una convencional para terrenos planos, con una verdadera rueda “beadlock”, la que se usa para terrenos rocosos. Estas ruedas aseguran los bordes del neumático a las llantas entre dos superficies: así reducen las posibilidades de que se salga de la llanta si tiene poca presión. Y el beneficio adicional de este sistema es que proporcionan un agarre superior en el terreno. Mirá hacia arriba, poné primera y llegá más alto.

Etiqueta de vestuario

Nada de fotos con el celular ni de charlas en la desnudez. Las duchas del gimnasio también tienen su código de caballeros.

Apuntes: vidas privadas

Havaianas

// Por Nicolás Artusi

Con toda su contundencia zoológica, las criadillas cuelgan fláccidas del otro lado del banco de madera. El caballero venerable que estaba justo al lado nuestro en la clase de spinning se despelota sin pudores en el afán por desprenderse del sudor y las gónadas se rinden a la implacable fuerza de gravedad cuando se sienta para entregarse a la discusión futbolera o la cháchara meteorológica. Si el gimnasio es un templo moderno con rituales paganos, una etiqueta del vestuario nos permitirá conservar la dignidad aun en el ahogo aeróbico o la desnudez propia de un documental del National Geographic.  Sigue leyendo

Cosas que te pueden hacer más feliz

Happy Day

SnackEn su último número, la revista Monocle (¡casi 400 páginas!) seleccionó las 50 cosas que pueden hacer más feliz la vida de una persona que vive en una gran ciudad. Según explican, “escaneamos el mundo, nuestros archivos de fotos, ilustraciones y bibliotecas para encontrar los lugares, los productos y las ocasiones de las que nos gustaría ver un poco más”. Algunas cosas son obvias y tradicionales (como un buen almacén de cercanías) pero otras, por infrecuentes u olvidadas, pintan un mapa de la vida en la modernidad. ¿Querés saber cuáles son?  Sigue leyendo

Pasión por las revistas

Magnation

[ Fetiche ] Los locales de “Mag Nation”

Australia Issue 2“Hola, somos un equipo de aficionados a las revistas. Compartimos nuestra obsesión por la cultura visual y tenemos el stock más grande de revistas nacionales e importadas en el Hemisferio Sur”: con esta declaración de principios se presentan los dueños de Mag Nation, una cadena de cinco locales repartidos por Sydney, Melbourne y Auckland (Nueva Zelanda) dedicados a la pasión por las revistas. ¡Una locura! ¡La perdición para el mediaholic! En tiendas de varios pisos se reparten más de 4.000 títulos de revistas célebres y anónimas, internacionales o localistas. A tono con la pujante industria editorial australiana, Mag Nation ofrece las publicaciones que ya son íconos del país (como Frankie, Dumbo Feather o Smith Journal) y un sinfín de objetos que acompañan la hermosa experiencia de hojear una revista: lápices, cuadernitos, fundas para tabletas y, claro, bellas tazas de café que completan el plan de una tarde perfecta.

Remeras rockeras

Angie and Friends

[ Diseño ] La colección “Girls Wearing Band T-Shirts”

Australia Issue 2“Los surfistas australianos son tíos nada complicados que beben cerveza, escuchan hard rock y muchas veces están acompañados de chicas bonitas”: con apenas tres datos, el escritor francés Emmanuel Carrère traza una identidad nacional australiana en su monumental libro Limónov, justo el que leí en este viaje. Surf, rock, chicas: en la tierra de AC/DC, una pasión popular y a la vez exquisita. La diseñadora gráfica Angie Garland tiene una obsesión con las adolescentes (ella misma lo es, una pibita de apenas 19 años que vive en Melbourne). Y con el rock. Como exponente de una explosión de diseño en aquel lado del mundo, lanzó su hermosa línea de ilustraciones que muestran a chicas con remeras rockeras: la colección Girls Wearing Band T-Shirts, que se vende en los locales del barrio bohemio-burgués Fitz Roy, rinde tributo a esas bandas que marcaron a varias generaciones (AC/DC, obvio, pero también Nirvana, los Ramones o los Rolling Stones) y a esa ebullición hormonal que no puede contenerse en tan pocos centímetros cuadrados de algodón.

Guía para la vida hipster

Frankie Mag

[ Editorial ] Frankie, la mejor revista australiana

Australia Issue 2Es la niña mimada de la pujante industria editorial australiana: en un mercado copado por publicaciones de diseño exquisito, siempre impresas en papel obra ecológico y con textos largos que incitan la lectura, Frankie es una maravilla para los fanáticos de las revistas, sin distinción de géneros aunque, en el origen y en cierta inspiración naif general, haya nacido como una publicación para chicas. Con el tiempo se convirtió en una guía para la vida hipster, con todo lo bueno que hay en moda, música, cine, diseño, ilustración o artesanías de cualquier clase. Bimestral, Frankie es una revista de la editorial Frankie Press (¡tiene como logo una tacita de café!) y ganó dos premios importantes: Revista Australina del Año y Revista de Moda. Prima hermana de su versión para hombres (el Smith Journal), es una maravilla en los kioscos y ahí donde se aprecien las cosas lindas de la vida.

Mañana es hoy

Empire of the Sun

[ Música ] La capital mundial de la modernidad

Australia Issue 2Entre Bizet, Tchaikovski y Puccini, dos monigotes espaciales con pelucas ochentosas deslumbran como una postal del futurismo demodé entre los clásicos: en la discoteca de la celebérrima Opera de Sídney, el CD de Empire of the Sun es el único que venden de música no clásica. ¿Caminando en un sueño? Walking on a Dream fue la piedra basal de una revolución pop que, como un tsunami, se originó en el océano Pacífico y bañó las costas de todos los mares: los consagrados Cut Copy, The Presets, Miami Horror y Plastic Plates apadrinaron a los noveles Sam Sparro, Atlas Genius o Temper Trap, todos ellos habitués de las discos australianas y de la lista de Su atención por favor, el programa de radio más enterado. Por eso, mejor preguntarle a los que saben: la canciller SRZ, musicalizadora genial y esteta exquisita, elige a pedido lo nuevo-nuevo-nuevo que suena desde Australia: “Las bandas Panama, Clubfeet y Jagwar Ma, el productor Flume o Chet Faker, un cantante soul a lo Sparro, nacido y criado en Melbourne, la capital mundial de la modernidad”.

Bisagra entre dos mundos

Australia mapa

[ Australia ] La puerta entre Occidente y Oriente

Australia Issue 2“We accept Union Pay”: en la puerta de cualquier comercio, el anuncio tiene una precisión informativa que no admite dobles interpretaciones. Pero es, al mismo tiempo, el resumen de una bisagra en el mundo: en estricto inglés (“nosotros aceptamos”), se comunica que es bienvenida la tarjeta de crédito hegemónica en China. Como vértice del eje Asia/Pacífico, Australia es el punto de encuentro de dos mundos: siempre alineado con Occidente (su apoyo a los Estados Unidos en todas sus últimas guerras motivó un incipiente movimiento de protesta entre sus ciudadanos más comprometidos), es un país gigante, insular y periférico en lo geográfico pero central en aquella parte del mundo, elegido por los asiáticos en sus primeras excursiones más allá de la Muralla. En el medio, una fortísima filiación británica (las calles de las grandes ciudades se bautizan con los nombres de todos los parientes de la monarquía) y una sociedad moderna, amigable, industrializada. Casi un faro cultural en el medio del Océano Pacífico. Si el eslógan de una marca resume la elipsis entre las dos capitales hipster del mundo (“from Brooklyn to Bondi”, la playa más popular de Sídney), las calles exudan una revolución de moda, música, café y diseño. Una postal del futuro inmediato desde el otro lado del Nuevo Mundo: en los próximos días, lo lindo, lo bueno y lo grande de Australia.