“Llegá más lejos”: ¡inspiración!

Montserrat font

Ford, viñetaSon creadores que, ante la aparición de la idea, pusieron primera y salieron a conquistar su sueño. Llegá más lejos: inspiration se llamó el programa de tele por streaming que Nicolás Artusi realizó esta semana desde el Ford Design Hall del Salón del Automóvil de Buenos Aires: entre un estudio de TV y los mullidos asientos de un Mustang, el nuevo Focus o la Ranger, entrevistas inspiradoras con personas que se animaron a llegar más lejos en sus sueños para hacerlos realidad. ¿Quién más lejos que Juan Benegas? En abril de este año se convirtió en el primer argentino en llegar al Polo Norte, desafiando temperaturas de -40 grados, sin arrugar ante el frío y el esfuerzo físico. Llegó.

También cruzó fronteras, aunque de otra manera, Julieta Ulanovsky: diseñadora gráfica porteñísima, creó una nueva tipografía que rinde tributo a su barrio favorito (Montserrat) y que hoy es una de las fuentes más celebradas en el mundo. Y más descargadas en Google Fonts. La inspiración también llegó muy lejos para las Gauchos del Mar: los hermanos Joaquín y Julián Azulay, criados entre las tablas de surf, recorrieron América latina y la Argentina, casi de punta a punta, para enseñarles a los pibes sin recursos cómo animarse a domar las olas. Podés ver un resumen del programa acá. Por ahora, cada vez que tengas un sueño y te parezca imposible, recordá la máxima de Edison (“el éxito es un 1 por ciento de inspiración y un 99 por ciento de transpiración”) y llegá más lejos.

Palermo no se acaba nunca

Palermo Soho

SnackEn los últimos tiempos, el ingenio inmobiliario y la creatividad mediática (¿) crearon distintos barrios adentro de un barrio: Palermo Hollywood, Soho o Queens. Alguien lo definió como “un barrio Inception”, con una realidad metida en otra. Pero hay otros Palermo, más ocultos. Fascinado por un barrio con múltiples personalidades, el sitio The Bubble, con noticias de la Argentina escritas en inglés para el mundo, se encargó de recopilar los nuevos tipos de Palermo. ¿Querés saber cuáles son?  Sigue leyendo

Dandis: el regreso del varón urbano

Hombres de barba perilla y moño. Señores de modales delicados, aficionados a la moda y las buenas costumbres: el último grito de la modernidad es la vuelta del dandismo.

El último esplendor de heroísmo en la decadencia

Devendra Banhart

EL CANTO DEL CISNE. DEVENDRA BANHART, DANDI DESALIÑADO.

// Por Nicolás Artusi

A fines del 1800, una curiosa secta empezó a extenderse entre la alta sociedad de París, con todo el secretismo de aquellos que conspiran para mantener un misterio: eran escritores, críticos literarios, artistas, diseñadores de moda. Uno de ellos, siempre ácido, los bautizó “prodigiosos mirmidones”. Según el amado y maldito escritor Charles Baudelaire, estos hombres merecían compararse con aquellos labradores de la mitología griega que araban sin descanso un terreno pedregoso. Pocos años más tarde, a ese varón urbano preocupado por la estética como una manera de mostrar su rebelión ante lo más convencional del mundo, convertido casi en héroe solitario, se lo conoció como “dandi”, del inglés “dandy”: según la escueta definición de la Real Academia, “un hombre que se distingue por su extremada elegancia y buen tono”. Pero los dandis son mucho más que eso. Y hoy están de regreso. Hombres de barba perilla y moño, señores de modales delicados, aficionados a la ropa singular y las buenas costumbres: el último grito de la modernidad es el regreso del dandismo. Toda una definición para individuos excéntricos, refinados y raros, tipos que agitan la bella provocación de lo diferente.  Sigue leyendo

Tabla mata galán

Gauchos del Mar

Ford, viñetaSe dice que, para el imaginario femenino, no hay como un surfer. Algo saben de eso los Gauchos del Mar. Y como lo que hace grande a un hombre es compartir su experiencia y sabiduría, ahora podés llevarte la tabla que usan ellos para zambullirse en el mar y ropa de Camarón Brujo. Fanáticos de Ford, los Gauchos tienen una página de Facebook donde hay que registrarse para sumar: cada amigo que agregues es una oportunidad más para ganar. Los triunfadores del sorteo se conocerán durante un streaming en vivo a realizarse en el Salón del Automóvil de Buenos Aires.

Los Gauchos del Mar son Julián y Joaquín Azulay, dos hermanos que nacieron en una familia con tradición y fanatismo por el surf. Su padre fue un pionero de las tablas en la Argentina (¡en 1963!) y hace poco tiempo cumplieron uno de sus mayores sueños: a bordo de una nueva Ford Ranger, emprendieron un viaje de noventa días por la Argentina para enseñarse las tablas a las comunidades locales, surfeando lo desconocido y buscando las mejores olas.

Definitivamente, es tiempo de Miller

image

SnackCuatro noches increíbles en Nueva York, cinco estrellas en las puertas de los hoteles, doscientos invitados selectos de todo el mundo, hectolitros de cerveza. Miller, por supuesto. Ayer terminó la edición 2013 del Miller Music Tour, un evento extraordinario (o “un viaje de egresados después de los 20”, como definió una brillante pensadora contemporánea) que reunió en la isla de Manhattan lo mejor de la diversión mundial en 96 horas non-stop. El hotel Dream del Meatpacking District inició el camino de los sueños para una legión de party animals seleccionados de una treintena de países, que disfrutaron de fiestas, recitales exclusivos (Zoo, la nueva banda del ex cantante de Razorlight es una brillante cruza de folk psicodélico con agitación balcánica) y sesiones exclusivas, como la del DJ superstar Sebastian Ingrosso, ex integrante de Swedish House Mafia y agitador nocturno incombustible. La fiesta sigue el año que viene en Las Vegas. Y en las casas, las terrazas, los parques, los boliches, las piletas o cualquier lugar del mundo donde se destape una Miller.

¡Arriba las manos!

En Estados Unidos renació una vieja corriente: la que desaconseja la masturbación para no “derrochar” energía. El onanismo resiste.

Apuntes: vidas privadas

Masturbación

// Por Nicolás Artusi

Las estadísticas son contundentes: un hombre heterosexual promedio se masturba 17 veces por mes y un homosexual, cerca de 40. Si fuera cierta la máxima de Woody Allen, aquella que glorifica la masturbación como el sublime acto de hacer el amor con la persona que uno más quiere, una nueva corriente de varones virtuosos se empeña en el celibato de la autosatisfacción como una manera práctica de ser hombres mejores. La insólita polémica copó los medios estadounidenses en las últimas semanas: ¿masturbación sí o no? Con su afición por los neologismos, los yanquis alumbraron la bella palabra “fapstinencia” (viene de la onomatopeya “fap, fap, fap”, el ruido que hace un hombre en la muda intimidad de su onanismo) y mientras el debate llegó a las revistas y los noticieros, una multitud de jóvenes saludables promueve la abstinencia total del manoseo como un método para resetear el sexo, el cerebro, el deseo. Tocata y fuga.  Sigue leyendo

Hay un espía en mi baño

Beam Brush

SnackLos objetos que nos rodean se están convirtiendo en espías de nuestros hábitos. En enero se lanzó en EE.UU. el Beam Brush, un cepillo de dientes que cuesta 49,99 dólares y que recopila información sobre nuestra salud bucal, que después se puede compartir a través de Internet con el médico o el odontólogo. El cepillo se suma a los relojes con GPS, las balanzas de baño conectadas a la Web o a los sistemas de entrenamiento que miden velocidad y distancia recorrida, entre otros datos. Según las consultoras de consumo masivo, este segmento de investigación dominará el mercado en los próximos años: el consumidor será analizado con lupa, pero sin darse cuenta.