“Ojalá el mundo no se convierta en un lugar más pequeño”

El creador de Gorillaz y nuevo líder pacifista se afirma como un duro opositor a Tony Blair, critica al “rock asistencialista” y pide un deseo para el futuro…

Entrevista con Damon Albarn

Damon Albarn

// Por Nicolás Artusi

Archivo 1La serenísima figurita de una amorosa pareja se transfigura con lo monstruoso cuando los dos usan escafandras. O máscaras antigás. Es la tapa de Think Tank, el último disco de Blur, editado hace dos años y donde la profética desesperanza del cantante Damon Albarn se convierte en predicción. Pasado mañana se cumple un mes de los atentados en Londres y el diseño sugiere: “¡Apocalipsis, now!”, mientras la frase que recorre el librito del CD hoy tiene el peso específico de una ironía cruel: “No tengo de qué tener miedo“. Damon, estrella del rock inglés en los ’90 y actual líder pacifista, hoy habla desde Londres en exclusiva con el Sí! y asume: “Creo que mis amigos y yo fuimos visionarios…”.  Sigue leyendo

La fiesta no se acaba nunca

Los cuatro músicos de Franz Ferdinand tienen un castillo propio donde celebran shows y fiestas interminables. Su disco debut sacudió a Europa. Combinando hedonismo, melodrama y art-rock, dicen: “La imagen es muy importante”.

Entrevista: Franz Ferdinand

Franz Ferdinand

// Por Nicolás Artusi

Archivo 1El castillo vibra en las afueras de Glasgow: baila la beautiful people y si en 1914, la muerte de Franz Ferdinand (el archiduque del imperio austro-húngaro) disparó la Primera Guerra y decretó el final de la fiesta mundial, en 2003, el nacimiento de Franz Ferdinand (la banda de Escocia) anunció: ¡hay fiesta para rato! Franz Ferdinand (el archiduque) fue asesinado por el grupo terrorista serbio Mano Negra. “Pero soy un gran admirador de Manu Chao” (¡je!), dice Alex Kapranos, el cantante y guitarrista de la banda revelación 2004. Habla con el Sí! desde Norwich, Inglaterra, una escala de su última gira, y multiplica las referencias a otros grupos, artistas, autores. Como buena banda vintage, su marca es el eclecticismo posmoderno: la música se oye como un collage (brit pop y post punk, con una clara influencia Stroke); el look es setentoso; y ellos recrean aquel invento de Ernest Hemingway (“la fiesta móvil”) con un séquito de groupies que los sigue como a todo noble europeo.  Sigue leyendo

Mueva, mueva: el agite de la cumbia gay

Si un playlist del gay promedio sólo admitirá nombres de princesas (Madonna, Britney, Mariah) o el soundtrack del boliche, Ioshua se planta en la periferia geográfica y musical e inventa la Cumbiagei: canciones de villeritos que se matan… a besos. Con el inspirador lema “Pija, birra, faso”, Ioshua (26) es un cantautor de Haedo que conjuga “collage, futurismo alemán, ruidismo, movida tropical, minimalismo tecno, desenfreno homosexual y pistas de baile”. ¿Eh? “Cumbiagei empezó como un proyecto de DJ para chicos como yo“, le dice al Sí! : “Para bailar y pensar la cumbia desde otro lugar, más experimental, más avanzado desde el sampler”.

Sigue leyendo

Dimensión desconocida

Habla Goggi, el bajista de Sigur Ros, una banda del más allá donde los músicos se sienten mediums.

// Por Nicolás Artusi

Música para tirarse al vacío o canciones para flotar: Tom Cruise se despeina en la terraza de un rascacielos en Vanilla Sky, con la misma pulsión inconsciente del que se asoma a la baranda de un balcón: saltar. Y lo que se oye es Sigur Rós, el soundtrack perfecto para la aventura onírica, tocando la canción que resume su “espíritu”: The Nothing Song¿Qué hace un islandés cuando se aburre? Nada. Sigur Rós nació en agosto de 1994, el mismo día que Sigurrós (o “Victoria Rosa”), la hermanita del cantante Jónsi. Y desde entonces, ofreció su rock insular sólo a una camarilla de entendidos, abusó de su “imagen de personas serias y ausentes”, al decir de Jónsi, y le esquivó a la masividad hasta Takk (“Gracias”), el disco sindicado como el más “popular y fácil” de Sigur Rós. “Le tendrías que preguntar a la discográfica si es el más popular”, le dice al Sí! el bajista Georg Hólm (29, alias “Goggi”), por teléfono y en inglés. “Pero, sí: probablemente sea el más fácil”.  Sigue leyendo

Semillas de maldad

Ahora dicen que, desde que probaron la marihuana, “aman a toda la Humanidad”. Pero hace 10 años crearon la primera banda de teen pop nazi. Las descubrí en un viaje a California. Conozcan a las monstruosas Prussian Blue.

// Por Nicolás Artusi / Burbank, California

La ilusión de una América republicana y democrática se desvanece cuando la prensa te informa de cada paso de los miembros de la monarquía local (Paris, Mary Kate, Lindsay, Jessica) y directamente se pulveriza cuando te presenta a las que vienen en la línea de sucesión: las hermanitas Lamb y Lynx, princesas herederas del pop, cantantes del grupo Prussian Blue (“azul prusiano”), portavoces de la supremacía blanca y admiradoras confesas de Hitler. Si pasás una temporada en Burbank (“una ciudad tan conservadora que se parece más a Kansas que a la enloquecida Hollywood”, avisa Yahoo! Travel) podés encontrar su disco en la sucursal de Virgin o toparte con ellas al sintonizar ABC, el canal 7 del aire local, donde hicieron caritas ante las cámaras del programa Primetime. Lamb y Lynx Gaede son casi como cualquier americanita de 13, nativas de Bakersfield, acá nomás en California, y poseedoras de la mayor ambición nacional: alcanzar una estrella. Sigue leyendo

¡Para comérsela doblada!

Shumi Gauto: la locutora que dobla al inglés las producciones eróticas del canal Playboy. No digas “sí”, decí “oh, yeah”.

// Por Nicolás Artusi

“My wet crotch!”. Como “ahora me lo venís a decir” de Juan Perugia, “no hay problema” de Alf, o “lo sospeché desde un principio” del Chapulín Colorado, el latiguillo corona cada actuación y se dedica a la platea que espera el remate. “My wet crotch!”, repite ella, en inglés y en plan locutrola profesional, y en la pantalla la conejita acaba el sketch mientras se toca ahí (sí, ahí mismo), los labios dibujan en sincro las tres palabritas y el políglota entiende que habla de su húmeda entrepierna. Si la módica industria del porno criollo repasó los clásicos de la cultura pop para ofrecer sus títulos más ingeniosos (recordar Los pinjapiedras o Las tortugas pinjas), ahora el canal Playboy rueda en la Argentina para el exterior una versión hot de Amas de casa desesperadas, que podrá llamarse Housewives o Neighbourhood Rumours. En la ficción de ese country caliente, la castañita Eliza es la más casta de cuatro amigas pero. se está enamorando de Vivien, la vecina comehombres. Cuando espía por la ventana la asaltan unas irrefrenables ganas de tocarse y mientras la playmate argentina mueve la boca en la pantalla, la locutora Shumi Gauto (26) dobla al inglés sus parlamentos más sexcitantes (sí, el ya repetido “my wet crotch”). “No tengo que acabar: ésa fue mi primera pregunta para los productores”, confiesa Shumi, voz de la cinta que está calificada como softporn: sin penetraciones en primerísimo primer plano. Aclara ella: “No es triple X“. Sigue leyendo

Lo que hay que tragar

Habla Gustavo Duch, el autor del libro que denuncia los disparates que comemos. ¿Apocalipsis sobre la mesa?

// Por Nicolás Artusi

Homero Simpson contra Popeye: en la batalla de los dibujitos, si el padre de familia luchara contra el marinero nómade, también se enfrentarían dos modelos de alimentación. Es la guerra de la dona contra la espinaca. En los tiempos modernos se come mal, mucho y caro, entonces: ¿estamos frente a un apocalipsis alimentario? Se requieren 7 litros de petróleo para obtener un kilo de carne de vaca y 3.000 litros de agua para un kilo de pollo: “Los carnívoros debemos tener en cuenta que, si no moderamos nuestro consumo, nos convertimos en parte de una maquinaria perversa”, alerta Gustavo Duch desde Barcelona. El es un veterinario español que acaba de publicar el libro Lo que hay que tragar, minienciclopedia de política y alimentación, una denuncia contra el disparate alimentario: cada 24 horas, 3.500 cerdos viajan desde varios países de Europa hasta España y, en ese mismo día, otros 3.000 cerdos hacen el camino inverso. En el Lago Victoria, en Africa, las multinacionales extraen diariamente millones de peces para el consumo en el Primer Mundo, mientras dos millones de vecinos africanos se mueren de hambre. Los kilómetros que recorren muchos de los alimentos que consumimos encierran absurdos como estos. Y si es cierto que para preparar huevos fritos con chorizo, la gallina colabora pero el chancho se compromete, la parábola ilustra la diferencia entre el interés y la lucha: Gustavo se propone como un Robin Hood de la comida y, ahí donde defiende el derecho a la cena de pobres y jóvenes, también pelea para que los países consigan una “soberanía alimentaria“.  Sigue leyendo

Pequeña gran manzana

El diseñador Christoph Niemann recrea con piezas de Lego los íconos más reconocibles de Nueva York.

// Por Nicolás Artusi

Si el gran invento urbanístico de la modernidad fue la cuadrícula (esa disposición de la ciudad según el patrón de una grilla), él lleva esa visión geométrica hasta el extremo: en su libro I Lego N.Y. (je), el ilustrador alemán Christoph Niemann rinde tributo a la ciudad más querida con los ladrillitos de plástico y un poder de síntesis que convierte unas pocas piecitas amarillas, grises y blancas en… Marilyn Monroe.  Sigue leyendo

“No somos estrellas de rock”

Arctic Monkeys: a los 21, los inglesitos se niegan a la fama total y quieren seguir siendo gente como uno.

// Por Nicolás Artusi / Desde Filadelfia

“Ahora somos menos ingenuos”, concede Alex Turner, el cantante de Arctic Monkeys, declarada “la banda inglesa del siglo” (bué, de lo que va de él) y ésta será la confesión más amarga sobre su vida después del éxito. Junto al bajista Nick O’Malley sostiene una ilusión de pureza pre-paparazzi: el mito dice que, estén donde estén en el mundo, ellos se obligan a recordar cómo era todo a los 17 y cómo es ahora, cuatro años después: “Somos menos ingenuos”. “A los 17, supongo que éramos más vulnerables también”. “Pero no maduramos tanto desde entonces, probablemente no estemos tan lejos de ahí”. “Entonces tal vez seamos igualmente vulnerables”.  Sigue leyendo