En el limbo o en la nube

Los libros impresos y los discos compactos son posesiones materiales que nos pueden acompañar hasta el final de nuestros días y, después de la muerte, probablemente pasen a nuestros herederos. Pero, ¿qué pasa con los contenidos digitales? Este es el debate que se discute actualmente en los Estados Unidos. Los archivos digitales (libros, música, películas o revistas) entraron en un limbo legal después de la muerte de su legítimo dueño. Los consumidores pueden tener la impresión de que están “comprando” e-books o canciones en sitios como Amazon o iTunes, pero en realidad están adquiriendo una licencia de uso, que es intransferible a otra persona. Los expertos en propiedad intelectual no se ponen de acuerdo: ¿nuestros contenidos digitales deberían heredarse o quedar para siempre perdidos en la nube?

 

About these ads

3 pensamientos en “En el limbo o en la nube

  1. Es muy difícil determinar el valor de algo que no es material. Dar a los contenidos digitales la misma consideración que los materiales resulta tan resbaladizo como hacerlo con un sentimiento o una idea. Sin duda, los archivos de audio y los clips de vídeo deberían estar dentro de una jurisdicción legal que le diera la misma solidez que un CD o un vídeo. ¿Cuál es esa jurisficción? Ese es el gran reto para los alquimistas legales.

  2. Coincido con lo que dice aqui arriba, o abajo, no se en que orden queda esto, Alvaro. Pero le sumaría tambien la complicación que existe a la hora de catalogar una obra digital con respecto a la autoría. se me ocurre bastante complicada la línea divisoria entre plagio, inquietud personal, primera invencion, comentario parecido y demas.

    Sin ir mas lejos, poniendo como ejemplo esta inquietud, ‘¿En cuantos lados ha de haber aparecido esta misma cuestion?, Mañana. a quien se le atribuirá?

    Ustedes me dirán. si, todo bien, pero con lo que es una historia, cuento, novela que es lo que nos preguntabamos arriba es distinto.
    Podría llegar a ser, pero si vamos a ensayos, bocetos y demas. se me ocurre que estamos ante una cuestion mas complicada.

  3. Igual releyendo.. me fui por otro lado.

    La cuestion aca es simple si trazamos un paralelismo entre ejemplo, un cd y una obra digital. no veo complicaciones de: En el momento en que muera alguien, ya sea el que la hizo o el que la tiene en la pc, Porque deberia de ser distinto a lo que pasa con un CD comprado ( en el caso del consumidor como se nombra arriba)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s